Los arrecifes de coral son uno de los ecosistemas más productivos del mundo, tiene funciones ecosistémicas que son esenciales para las comunidades costeras, proveen valiosos recursos incluyendo pesquerías, protección costera e ingresos por turismo.




El SAM es de gran atracción turística por sus bellas playas que bordean la costa y las oportunidades que ofrece para bucear, hacer esnórquel y la contemplación de fauna silvestre que dependen de arrecifes de coral sanos; aunque tambien existen atractivos en sus selvas y bosques como cenotes, zonas arqueológicas, comunidades, entre otros.



Alrededor de 20 millones de visitantes (sumando turistas y cruceristas) llegan a la región cada año.




El turismo genera beneficios económicos importantes a la región, pero también una presión en los recursos naturales y culturales de los millones de habitantes que dependen directa o indirectamente del SAM.



Aun cuando el tema de sustentabilidad en turismo ha crecido en los últimos años, el objetivo de que el turismo sea un verdadero motor para el desarrollo, una herramienta para la conservación y una vía para incrementar la calidad de vida en las comunidades locales se ve lejano.

Las soluciones para el logro de un turismo sostenible y social no son únicas, sin embargo, una de las principales líneas de acción para impulsar el tema es el desarrollo de políticas con una visión que cumpla con el objetivo de ver a futuro (largo plazo) y de lograr acuerdos regionales, con un enfoque tanto de ecosistemas como de flujos turísticos en los países.


SOCIO DEL PROYECTO